lunes, 26 de enero de 2015

Así empieza lo bueno, cuatro novedades para comenzar 2015...




Así empieza lo malo (Javier Marías): En el Madrid excitado de 1980, Muriel encarga al joven De Vere que investigue y sonsaque a un amigo suyo de media vida, el doctor Jorge Van Vechten, de cuyo indecente comportamiento en el pasado le han llegado rumores. Pero Juan no se limitará a eso... 

A la sombra del árbol Kauri (Sarah Lark): Nueva Zelanda, 1875. Lizzie y Michael Drury han cumplido el sueño de tener una granja de ovejas, y ante ellos parece abrirse un futuro prometedor. Pero su vida se descontrola de repente cuando su hija mayor, Matariki, es secuestrada por un líder maorí. Mientras Michael hace todo lo posible por recuperar a su hija, en la familia Burton un acontecimiento sorprendente llena de alegría a Kathleen: su hijo Colin vuelve a Nueva Zelanda. Sin embargo, nadie sospecha las consecuencias de este regreso...
Milena o el fémur más bello del mundo (Jorge Zepeda Patterson): La belleza de Milena fue su perdición. Convertida en esclava sexual desde la adolescencia, intenta huir cuando muere su protector, un magnate de la comunicación que sufre un fallo cardiaco mientras hace el amor con ella. En su angustiosa fuga, se cruza con los Azules, un trío de justicieros formado por el periodista Tomás Arizmendi, la política Amelia Navarro y el especialista en alta seguridad, Jaime Lemus. Ellos desean liberarla, pero Milena guarda con recelo un espinoso misterio que atesora en su libreta negra y que supone su salvación y, sobre todo, su venganza…

Mi color favorito es verte (Pilar Eyre): Una periodista madura y aún presa de una gran pasión por la vida, conoce, durante un verano en la Costa Brava, a Sébastien, un corresponsal de guerra francés de gran atractivo. Entre ellos surge un amor inesperado que los lleva a vivir tres días de intensa relación erótica y sentimental. Cuando Sébastien desaparece repentinamente, Pilar lo busca con desesperación siguiendo las pistas ambiguas que el periodista ha ido dejando a su paso, pero los resultados son cada vez más sorprendentes y misteriosos...

viernes, 16 de enero de 2015

ÁRBOL SOLIDARIO. Hasta San Antón, Pascuas son...


En la etiqueta Navidad, os hemos contado qué hemos hecho en otras Navidades, pero no os hemos contado en nuestro blog (que es vuestro) sobre la Navidad 2013 y 2014. Aquí va...
Nuestra inspiración viene de esta frase de Eduardo Galeano (al que admiramos siempre):"Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas puede cambiar el mundo".
Dicho esto, pasamos a construir un Árbol Solidario, bueno dos, los que hemos edificado con vuestras contribuciones en 2013 y 2014.


 Primer paso: Colocamos el árbol y lo adornamos, con mucho espumillón, ¡que se vea bien, con alegría!

Segundo paso: Anunciamos nuestro proyecto con un sencillo cartel, eso sí vistoso, que llame la atención. Lo ponemos en la puerta de la Biblioteca. Y nos dedicamos a esperar las visitas que nos quieran hacer. Todas, siempre, son bienvenidas.




Tercer paso: Fotografiamos nuestro árbol para la nuestra historia, una imágen vale más que mil palabras, nos estimulará verlo en próximos años.
Este es nuestro primer árbol: Nos pusimos más contentos que unas "pascuas": 27 litros de leche, 21 kilos de azúcar, 6 kilos de arroz, 5 kilos de lentejas, 1 kilo de harina, 18 paquetes de galletas, 7 paquetes de pasta, 8 pastillas de turrón. Latas y botes de: Tomate, foie gras, atún, mermelada, melocotón, piña, espárragos, aceitunas. Leche especial para bebés y piruleta con osito. Pastas artesanas, chocolate, bombones, higos y peladillas, pastas artesanas, chocolate, bombones, dos botellas de cava, vino, botella de licor.

Este es nuestro segundo árbol, el de este año. Nos hemos hecho más profesionales y os incluimos directamente los productos en la foto.

Y el tercer y último paso es llevar todos estos productos a Caritas Urda. Tenemos nuestros contactos y ayudantes para cargar en cajas los productos y transportarlos.

  
Y así, de este modo, nos despedimos hasta el próximo año, no sin antes desearos LO MEJOR PARA EL AÑO 2015,  en el que ya llevamos viviendo 16 días.