viernes, 19 de abril de 2013

Día del Libro... Nuestra Segunda Ruta Literaria por Urda...

Salimos a las 16:30 horas desde la Biblioteca (las cuatro y media)
¡Te esperamos!
 
 
Ven por la Biblioteca para recoger un poema, un texto de nuestros escritores callejeros, puedes leer tu propio texto sobre el significado para tu mundo de la lectura, los libros...
También puedes acompañarnos sin leer, dándote un paseo con nosotros y con nuestros escritores...
 
El 23 de abril, Día del Libro, te invitamos a que nos acompañes a realizar nuestro SEGUNDO PASEO LITERARIO POR URDA. Este año, seguimos teniendo los mismos escritores en nuestras calles, vamos a cambiar el orden en nuestra ruta. El año pasado dejamos a don Antonio Machado sin visitar, se nos hizo tarde... Este año comenzamos en su calle...
 
Desde la Biblioteca nos desplazamos a esta calle. Aquí comienza nuestra ruta...

Atravesamos el parque...


Vamos un tramo por la carretera... Arte de DELA GRAF


Angelito, no falta a su cita con los clientes... ¡Pan a domicilio!
Aquí, visitaremos la calle de Vicente Aleixandre.

Atravesamos la Carretera de Villarrubia...


"Barrio de las Letras": Visitamos las calles de Federico García Lorca, Alfonso Rodríguez Castelao, Miguel Hernández, José Agustín Goytisolo y Gabriel García Márquez 

Luki, un perrito al que le encanta posar!!!

Continuamos por la Carretera de Villarrubia

¡¡¡Qué gusto de paseo!!!

Continuamos, continuamos...

¡¡¡Más gente disfrutando de la buena mañana que hace!!!

Los peque "juegando" en el recreo...

Parada en la calle de don Miguel...

Agustina ¡Pero que gente más maja!

Atravesamos la Plaza de la Constitución

Nuestro último escritor...

Ya de vuelta, pasamos a ver a Emilia, compañera del Club de Lectura...

Foto chula, con un tonito ocre que le sienta muy bien a la escena...

Regresamos por la Plaza de El Rodeo...

Plaza de la Iglesia y fin de la ruta...

¡Te esperamos!
 
 

miércoles, 17 de abril de 2013

Club de Lectura... Campos de Calatrava...

 
Lo pasamos muy bien y te recomendamos este viaje. Un cielo y unos campos preciosos...
 
Para recorrer con nosotros los campos de los caballeros calatravos y las tierras del Marqués de Santa Cruz tienes que hacer un pase torero, como el de Juli, aquí:
 

lunes, 15 de abril de 2013

Pep Bruno, el 16 de abril con nosotros...

 
Pep Bruno contará cuentos a los niños de Urda el 16 de abril, para celebrar el Día del Libro, que ya sabemos que se conmemora oficialmente el 23 de abril. Contará cuentos desde las 11 horas a las 14 horas. Seguro que lo pasamos estupendamente.
 

Licenciado en Filología Hispánica, en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada y diplomado en Trabajo Social, Pep Bruno comenzó a contar cuentos como profesional en 1994 y esa sigue siendo, a día de hoy, su profesión y su pasión. Cuenta cuentos a público infantil, juvenil y adulto; ha contado por toda España, y también en otros países: México, Portugal, Perú, Chile, Costa Rica, Panamá, Paraguay, Bolivia, Guinea Ecuatorial, Suiza, Bélgica, y Túnez.

 
¡LE FALTA CONTAR EN URDA!
 
Imparte talleres literarios y de creación; organiza actividades de animación a la lectura; escribe artículos especializados, da cursos y conferencias… en universidades, colegios, centros de profesores, bibliotecas, casas de la cultura, etc.
También escribe: ha publicado durante 17 años un cuentos semanal en la revista El Decano de Guadalajara. Colabora con la SER desde 2004. Y mantiene tres blogs: uno sobre narración oral y su día a día –como narrador, lector, editor, escritor, otro sobre toponimias fantásticas y un tercero sobre la editorial Palabras del Candil:


PALABRAS DEL CANDIL
 
Desde enero de 2005 dirige la editorial Palabras del Candil, especializada en publicaciones de libros y cuentos de narradores orales profesionales:
Como autor ha publicado:
Libros infantiles:
Cuento para contar mientras se come un huevo frito, La cabra boba, Los doce meses, Carolina Gomadeborrar y Superlapicero Oscuro, y muchos más.
Publicaciones adultos:
Papeles de don Tadeo, Cuaderno de Imágenes (lo tienes en la Biblioteca), 99 Pulgas (con Pablo Albo y Félix Albo, lo tienes en la Biblioteca), Cosas que pasan, 101 pulgas.

Aquí también está Pep Bruno...

¡Y muy prontito estará con nosotros!
 

jueves, 11 de abril de 2013

Por tierras de La Mancha... El Club de Lectura se va de viaje...

El Club de Lectura, las más trotamundos y las que sus ocupaciones se lo permiten, se va de excursión. Nos vamos el sábado, día 13 de abril. Vamos con los Clubes de Lectura de Alameda de la Sagra, Azucaica, Bargas, Fuensalida, Los Yébenes, Mocejón, Nambroca, Noblejas, Olías del Rey, Pantoja, Polán, Santa Bárbara, Villaluenga de la Sagra, Villaseca de la Sagra y Yepes.  Clubes de Lectura que pertenecemos a la Asociación El Libro de los Clubes. Si pinchas aquí verás cuantos viajes hemos hecho ya NOS VAMOS DE VIAJE


El plato fuerte será el Palacio del Marqués de Santa Cruz, sede del Archivo General de la Marina, en Viso del Marqués. Visitaremos también Santa Cruz de Mudela y el Castillo de Calatrava la Nueva en Aldea del Rey. Nos moveremos por la tierra de Calatrava. A la vuelta os contamos y os dejamos unas fotos...

lunes, 8 de abril de 2013

José Luis Sampedro, por la lectura...

José Luis Sampedro ha fallecido esta madrugada, recuperamos para recordarlo, siempre, este texto, esta mirada reflexiva y comprometida.

 Una mirada, precisamente, sí, sobre las bibliotecas y ese canon bibliotecario, contra el que él, siempre atento a la realidad que le rodeaba, se opuso inmediata y públicamente. Un texto que nos hace reflexionar sobre la importancia de las bibliotecas y, sobre todo, de la LECTURA, que es el producto más preciado que podemos proporcionar desde ellas.  El texto se titula, sí, así: 

POR LA LECTURA:
Cuando yo era un muchacho, en la España de 1931, vivía en Aranjuez un Maestro Nacional llamado D. Justo G. Escudero Lezamit. A punto de jubilarse, acudía a la escuela incluso los sábados por la mañana aunque no tenía clases porque allí, en un despachito que le habían cedido, atendía su biblioteca circulante. Era suya porque la había creado él solo, con libros donados por amigos, instituciones y padres de alumnos. Sus “clientes” éramos jóvenes y adultos, hombres y mujeres a quienes sólo cobraba cincuenta céntimos al mes por prestar a cada cual un libro a la semana. Allí descubrí a Dickens y a Baroja, leí a Salgari y a Karl May.
Muchos años después hice una visita a un bibliotequita de un pueblo madrileño. No parecía haber sido muy frecuentada, pero se había hecho cargo recientemente una joven titulada quien había ideado crear un rincón exclusivo para los niños con un trozo de moqueta para sentarlos. Al principio las madres acogieron la idea con simpatía porque les servía de guardería. Tras recoger a sus hijos en el colegio los dejaban allí un rato mientras terminaban de hacer sus compras, pero cuando regresaban a por ellos, no era raro que los niños, intrigados por el final, pidieran quedarse un ratito más hasta terminar el cuento que estaban leyendo. Durante la espera, las madres curioseaban, cogían algún libro, lo hojeaban y veces también ellas quedaban prendadas. Tiempo después me enteré de que la experiencia había dado sus frutos: algunas lectoras eran mujeres que nunca habían leído antes de que una simple moqueta en manos de una joven bibliotecaria les descubriera otros mundos.
Y aún más años después descubrí otro prodigio en un gran hospital de Valencia. La biblioteca de atención al paciente, con la que mitigan las largas esperas y angustias tanto de familiares como de los propios enfermos fue creada por iniciativa y voluntarismo de una empleada. Con un carrito del supermercado cargado de libros donados, paseándose por las distintas plantas, con largas peregrinaciones y luchas con la administración intentando convencer a burócratas y médicos no siempre abiertos a otras consideraciones, de que el conocimiento y el placer que proporciona la lectura puede contribuir a la curación, al cabo de los años ha logrado dotar al hospital y sus usuarios de una biblioteca con un servicio de préstamos y unas actividades que le han valido, además del prestigio y admiración de cuantos hemos pasado por ahí, un premio del gremio de libreros en reconocimiento a su labor en favor del libro.
Evoco ahora estos tres de entre los muchos ejemplos de tesón bibliotecario, al enterarme de que resurge la amenaza del préstamo de pago. Se pretende obligar a las bibliotecas a pagar 20 céntimos por cada libro prestado en concepto de canon para resarcir –eso dicen- a los autores del desgaste del préstamo. Me quedo confuso y no entiendo nada.
En la vida corriente el que paga una suma es porque:
a) obtiene algo a cambio
b) es objeto de una sanción.
Y yo me pregunto: ¿qué obtiene una biblioteca pública, una vez pagada la adquisición del libro para prestarlo? ¿O es que debe ser multada por cumplir con su misión, que es precisamente ésa, la de prestar libros y fomentar la lectura?
Por otro lado, ¿qué se les desgasta a los autores en la operación? ¿Acaso dejaron de cobrar por el libro vendido? ¿Se les leerá menos por ser lecturas prestadas? ¿Venderán menos o les servirá de publicidad el préstamo como cuando una fábrica regala muestras de sus productos?
Pero, sobre todo: ¿Se quiere fomentar la lectura? ¿Europa prefiere autores más ricos pero menos leídos? No entiendo a esa Europa mercantil.
Personalmente prefiero que me lean y soy yo quien se siente deudor con la labor bibliotecaria en la difusión de mi obra. Sépanlo quienes, sin preguntarme, pretenden defender mis intereses de autor cargándose a las bibliotecas. He firmado en contra de esa medida en diferentes ocasiones y me uno nuevamente a la campaña.
¡NO AL PRÉSTAMO DE PAGO EN BIBLIOTECAS!

martes, 2 de abril de 2013

Si la infancia es la patria del hombre...

Desde 1967, el 2 de abril, coincidiendo con la fecha del nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen , el IBBY promueve la celebración del Día Internacional del Libro Infantil, pero esto ya te lo contamos el año pasado DÍA INTERNACIONAL LIBRO INFANTIL Y JUVENIL (clika). Te dejamos el cartel y el mensaje, realizados por los estadounidenses Ashely Bryan y Pat Mora...




Leemos juntos, tú y yo.
Vemos que las letras forman palabras
y las palabras se convierten en libros
que estrechamos en nuestras manos.

... Oímos susurros
y ríos bulliciosos en sus páginas,
osos que cantan
graciosas melodías a la luna.

Entramos en misteriosos castillos
y de nuestras manos suben hasta las nubes
árboles florecidos. Vemos niñas valientes que vuelan
y niños que atrapan las estrellas.

Leemos juntos, tú y yo, dando vueltas y vueltas,
recorriendo el mundo con la alegría en los libros.
Este año, queremos dejarte esta reflexión sobre la importancia de la literatura infantil y juvenil en nuestras vidas. Es de Pep Bruno, termina así: Si la infancia es la patria del hombre, entonces la literatura infantil y juvenil es imprescindible para hacernos más humanos, más capaces, más felices.
Y la tienes completa en este enlace: